Experiencia de usuario: Un 10 para el iPhone 3GS

Como muchos de vosotros ya sabéis, un grupo de locos y locas se juntaron para regalarme un iPhone bajo el nombre de #SoyfandeNTI, y al final la idea tomó forma en un iPhone 3G S de 32GB negro. Efectivamente, ya tengo iPhone. Sin embargo he estado “muy ocupado” descansando en mi semana de vacaciones como para preparar nada, aunque “ojo al dato”, algo sí se está haciendo como agradecimiento a tal gesto por parte de los oyentes del podcast de No tengo iPhone, que lo sepáis, pronto se irá descubriendo ;)

Lo que sí quería comentaros a modo de review muy personal, es la experiencia de uso que estoy teniendo en mis primeros días con el iPhone 3GS, que no está pudiendo ser más satisfactoria. Cuando apareció el OS 3.0 en seguida me vino a la cabeza la frase -“ahora sí merece la pena”-, ahora estoy comprobando que no me equivocaba. El uso de la geolocalización es excelente para un terminal móvil, la experiencia como teléfono espectacular, y la sensación de estar conectado a tus datos y a la Red para en cualquier momento hacer una consulta de la manera que lo hace el iPhone, es sencillamente genial. Sobra el decir que el haber sido poseedor de los dos modelos de iPod touch que Apple ha ido sacando al mercado, ha hecho que no me asombrase al 100%, ya que tenía bastante camino aprendido, pero el nuevo iPhone 3GS en general, sí lo ha sido. Realmente es mucho más rápido.

Lo mismo puedo hablaros de la sensación en la mano. No le voy a poner funda, ya que siempre lo llevo en el bolsillo de una bolsa que me acompaña a todas partes, aunque en invierno con el frío veremos si no cae alguna de silicona, pero por el momento quiero disfrutar de cómo se siente un terminal como el iPhone, con mucho más empaque que el Touch de 2ª generación, que siempre temía que se me cayera al suelo y por eso nunca lo sacaba de su funda. Y la batería no es para nada insuficiente. Lógicamente cuando tenemos un gadget capaz de hacer todas las cosas que hace el iPhone 3GS y además todo a la vez, el consumo de batería es muy elevado, pero no siempre hace falta tener el 3G activo (más bien solo cuando consultas algo en la web), no hace falta tener activo el Push, con tal de que se conecte cada media hora o una hora es suficiente para traer tus notificaciones o mail al terminal. Con saber qué es lo que más gasta y saber cuándo lo tienes que activar y cuando no, el iPhone 3GS me está durando igual que mi anterior teléfono de Nokia, el N81.

Y por supuesto tener 32GB en la mano es alucinante, aunque reconozco que el estar de vacaciones ha hecho que no lo llene con mil archivos y con mil aplicaciones que quiero probar. En suma, que mi experiencia actual es de 10, tal y como pensé al principio. No se me puede olvidar, aunque en mi caso conseguí la portabilidad y el terminal de forma muy cómoda y rápida por circunstancias profesionales, tengo que decir que Telefónica ha vuelto a tropezar en la misma piedra que con la presentación del anterior modelo el año pasado, no aprenden ni aprenderán y por su culpa todavía hay un montón de gente que no puede tener el nuevo modelo, Telefónica no aprende ni aprenderá….

Para terminar, ya anuncio para que quede constancia que el nombre del blog y del podcast no va a cambiar, NTI me ha ofrecido en este tiempo que lleva abierto un montón de alegrías y sorpresas que ni siquiera os podría contar aquí, por ello no puedo cambiarle el nombre, pero seguro que lo entendéis. Os iré contando más cosas del iPhone y por supuesto de Internet, de gadgets, de Apple, de Redes Sociales, de mil historias, tanto en el blog como en el podcast, aunque este verano sea muy tranquilo en ese aspecto ;)