No os preocupéis a todos nos ha pasado alguna vez

Ya sabréis seguramente y si no solo tenéis que pasear por los blogs de Apple, que hoy ha sido un día de presentaciones jugosas en cuestión de Mac. Aunque me he visto tentado a escribir sobre ellas, casi que siendo martes, día en el que suelo grabar el Podcast de No tengo iPhone, prefiero dejarlo para contaros todo a viva voz, y escribir sobre otra cosa, que aunque va relacionada con las novedades poco tiene que ver con datos informativos.

Estoy convencido que algún usuario de Mac compró un equipo ayer mismo convencido de que tenía lo último de lo último. Y no me extrañaría que hoy esté corriendo con el embalaje completo a la tienda Apple más cercana para devolverlo o cambiarlo. En fin, nos ha pasado a casi todos. Comprar algo y a los pocos días o semanas aparecer la novedad que deja tu compra en el pasado informático. Pero no os preocupéis demasiado, vuestros Mac siguen siendo increíbles y tampoco pasa nada por no tener lo último, que casi nunca es posible en esto de los chips y procesadores gráficos.

De hecho mucha gente estaba esperando a que actualizasen equipos para hacerse con uno de los “antigüos” de hace un día o dos. En resumen, que nos ha pasada a todos, y no os déis demasiado mal por ello, en cualquier caso espero que no hayáis tirado los tickets de compra..

Steve Wozniak es un crack

En la famosa película de Piratas de Sillicon Valley ya queda bastante claro qué tipo de filosofía es la que va regalando al mundo Steve Wozniak. Para quienes no sepáis quién es este buen hombre de cintura generosa (aunque parece que ha adelgazado últimamente) solo os diré que estamos delante de uno de los genios más importantes de la historia de la informática. Un ingeniero de hardware que bailó al son que marcaba Steve Jobs, su alter ego en aquellos lejanos años 70, y que sentó las bases de lo que hoy conocemos por Mac.

Woz fue uno de los principales artífices de que el mundo de los ordenadores dejara de ser gris y entrara en otra galaxia, pero tenía otro afán distinto al de Jobs. Más filántropo que vendedor, siempre se distinguió por su falta de ambición empresarial y la cambió por un afán incansable por inventar y mejorar cosas increíbles, tuvieran o no aplicación comercial.

Pese a ganar un montón de dinero gracias a los dividendos obtenidos por su trabajo y acciones de Apple, nunca se ha distinguido por alardear de ello, e incluso tras separarse de su tocayo Steve, impartió clases de informática en colegios para niños. Si consideramos a un genio forrado de dinero dándole clases de informático a críos, casi suena a película de Hollywood, pero es totalmente verídico, y seguro que Woz disfrutó cada una de aquellas sonrisas que seguro se ganó en aquella etapa.

En estos días el gran Woz es noticia por asuntos tan frívolos como un insulso programa de TV, homónimo al funesto “Mira quién Baila” español. Algunos lo criticarán, otros lo alabarán, y a otros les será indiferente. Lo cierto es que una vez más demostrará que es uno de los genios más “humanos” y sencillos que he visto caminando sobre dos patas.

¿La calidad se paga?

De toda la vida hemos pensado, si es caro es que es bueno, y esta tarde un cartel publicitario que me he cruzado por la calle me ha hecho pensar sobre esto. Un linea de supermercados económicos anunciaba su eslogan a lo grande proclamando a los cuatro vientos que “No siempre lo mejor tiene que ser caro”. Yo sinceramente creo que si ellos quieren pensar eso y así son felices pues adelante, pero no lo comparto al 100%.

Hay productos en el mercado en los que si escatimas unos euros puede salirte la ganga bastante más cra de lo que podrías haber pensado. Por ejemplo en informática y tecnología. Evidentemente cuando vamos a mirar un producto que nos va a suponer una inversión importante como puede ser un equipo informático, le damos muchas vueltas según el presupuesto con el que contamos, y a veces nos hacen chiribitas los ojos cuando vemos alguna promoción que te asegura lo mejor de lo mejor por la mitad de precio, al estilo Media Marktt, y encima te dicen que no eres tonto… Hace años era de los que caían en promociones de este tipo y además me las daba de haber encontrado un chollo, pero la experiencia no ha hecho sino demostrarme que al final sí que era algo tonto.

Con buscar un poquito te encuentras por la red muchas discusiones y peleas sobre si los Mac son equipos caros, y sinceramente quien dice que son caros no sabe de lo que habla. Cualquier equipo de Apple ofrece unas prestaciones y componentes superiores a equipos de otras marcas con precios similares. Pero lógicamente sí son caros para los que solo buscan equipos de medio pelo. Para eso mejor fabrícate una Hackintosh y experimentas para ver si te merece la pena o no ahorrar algo más y llegar a un Mac. Por suerte o por desgracia la calidad de un Mac se paga, pero pocas veces te arrepientes de haber invertido el dinero en un equipo de Apple. Y no es simple fanatismo por la marca, es simple y honrada experiencia personal. La calidad en la informática se paga.

La Web 2.0 y el movimiento musical Punk

Miticos esos Clash

Míticos esos The Clash

Me encanta pensar que aunque la sociedad, la educación, los medios, incluso la propia tecnología, se empeñan en poner trabas y barreras a nuestra imaginación, somos capaces de dar otra vuelta de tuerca y crear de la nada nuevos espacios, nuevos sonidos, un horizonte nuevo sobre el que lanzar la mirada a lo lejos. Hace ya unos cuantos años, en la década de los 70, un grupo de chavales malcriados y con malas pintas decidieron que aquella música que escuchaban, casi con monotonía, en radios y conciertos de la época podía hacerse de una forma más sencilla y distinta. Sacaron toda la rabia que tenían dentro y la expresaron en un movimiento punk que alcanzó su máxima explosión (y explosividad) en el mítico año 1977. De las Islas Británicas el punk fue exportado a multitud de países en donde los jóvenes de entonces se identificaron con ese sentimiento de rebeldía y ese aroma de “por qué no puedo hacerlo como yo quiera”.

El movimiento punk en la música me recuerda bastante a lo que representó el nacimiento de las redes sociales, y en suma, la Web 2.0. Antes solo unos pocos con conocimientos eran capaces de crear páginas Web, de interaccionar con Internet. El resto solo podíamos conformarnos con la poca flexibilidad de las listas de noticias, o listas de correo, mandar algún mail que otro, y navegar por las páginas que solo unos pocos construían. Pero todo cambió cuando alguien pensó en que Internet tenía que cambiar, que entre esa masa babilónica de internautas había un talento y unas inquietudes que podían llevar a la Web a dar su siguiente gran paso. Se comenzaron a crear páginas en las que sus usuarios podían interactuar con la propia Web, seleccionando los contenidos, votando, participando en comunidad, aportando nuevas ideas. Las plataformas de blogs fueron facilitando su uso para hacer posible que en estos tiempos casi todos el mundo fuera capaz, apenas con algún pequeño conocimiento, de crear su bitacora, podcast, o sencilla página web.

En estos tiempo en los que vivimos, la Web nos envuelve en un manto social en la que la interactuación con los demás es casi tan obligada como satisfactoria. Y cada uno puede coger esos mimbres y decir lo mismo que pensaron aquellos jóvenes de los 70: ¿Por qué no podemos hacer eso mismo, pero a nuestra manera? Poco a poco nos vamos acercando a la Web 3.0, pero de momento las posibilidades y la libertad que se respira cuando entras en Internet es bastante tranquilizadora, observando el mundo que habitualmente nos rodea, en el que cada día estamos más atados a algo, llámalo hipoteca, trabajo, sociedad…

Que bajen los precios ya

No tengo ni idea de la situación en la que estáis cada uno de vosotros, pero la mía está muy clara respecto a la posibilidad de enfrentar el mercado en general, mi poder adquisitivo está regular tirando a mal. Y es que en una economía en la que hasta el ir al supermercado te cuesta un riñón, quien tenga que renovar sus equipos informáticos casi va a necesitar un aval bancario. Y mientras hablamos de esto se acerca septiembre y la vuelta al cole. El verano circula cuesta abajo, y los rumores sobre las anunciadas y presuntas renovaciones en las gamas de iPod y MacBook, hacen temblar a cualquiera.

Sin embargo Apple parece estar decidida a bajar los precios de ambas gamas. Si se confirma esto será una gran noticia, aunque hasta que no lo vea no lo creeré. Siempre he tenido la convicción de que con un pequeño ajuste en los precios de los MacBook el MacOs X se comería gran parte del mercado que ahora casi monopolizan los PC. Cuando actualizaron los iMac dejando el de más bajo rendimiento a un precio de 1.000€ pensé que eso era lo que necesitaba Apple. Ofrecer un equipo de sobremesa a un precio más competitivo. Sin embargo, la economía de Fulanito de Tal, amable y común consumidor de informática, que no está ligado emocionalmente a ninguna marca y que lo único que quiere es mirar el correo, navegar y chatear, un Mac se le sigue quedando lejos.

Que conste que el hecho de que no seamos muchos en comparación a Windows, es un hecho que me gusta. Pero como empresa, no entiendo como Apple no ofrece “algo” de incentivo al consumidor de perfil más bajo. Nunca se va a poder competir con os precios extrabajos de algunos equipos PC, pero eso es inevitable, porque los montan con materiales y piezas viejas (vamos, si no como explicais portátiles Sony de 380€ en Carrefour…) que no te ofrecen ni la mitad de fiabilidad ni solvencia que el Mac más básico. Apple no entrará nunca en este mercado porque no le interesa, no es esa “su marca”. Pero hay que decir que la economía cambia, vamos girando ciclos, y si en Europa las cosas están como están, en EEUU tampoco van lanzando cohetes por la calle (nótese la ironía…). Por ello Apple tendría que rebajar los precios de sus equipos, y no meterse de lleno en mercados informáticos de medio/bajo nivel de exigencia, pero sí asomar la punta del zapato un poco, y dar una tregua a sus fieles consumidores, sobre todo a los Europeos, que solo hay que comparar precios.

Veremos qué ocurre dentro de unas semanas, lo que es seguro es que no nos dejarán indiferentes.

¿Hace falta ser informático para escribir de informática?

Pues mirad, qué queréis que os diga, pero opino que no. Obviamente es muy interesante que las personas que tienen conocimientos profesionales de informática compartan sus ideas con el resto, de ese modo se ayuda mucho a la gente, pero no creo que todos los que escribimos sobre tecnología o informática tengamos que ser “necesariamente” informáticos profesionales. Tendría “webs” que los informáticos dijeran que hay intrusismo en la blogosfera…

Yo no soy informático porque he estudiado otra carrera, sin embargo es algo que me apasiona, de tal modo que intento volcar mis esfuerzos en girar mi profesión hacia este mundo, formándome, aprendiendo por mí mismo, leyendo y observando. Como no me voy a poner a hacer otra carrera de años de estudio a estas alturas, se que nunca llegaré a poseer los conocimientos de un informático profesional, pero eso no quita para que me dedique a escribir sobre lo que me gusta y sobre lo que más me motiva actualmente.

Cada blogger escribe de lo que sabe y de lo que no sabe, de lo que le gusta o le disgusta; y lo bueno de la blogosfera es que no hace falta ser “alguien” para expresarte y para que haya gente que te lea y te valore, simplemente tener voluntad de hacerlo. Al fin y al cabo el éxito no lo alcanza el que posee conocimientos, sino el que mejor sabe administrar los que tiene.

¡Gracias Windows!

Acabo de tener una conversación extremadamente friky con mi hermano, en la que hablábamos sobre lo importante que ha sido pasar por los diferentes Windows para llegar a poder decir con la boca grande: “Se algo de ordenadores”. Ni mi hermano ni yo somos profesionales de la informática, pero sí considero que tenemos un nivel bastante avanzado, y Windows ha conseguido que lleguemos a este nivel de conocimientos. Me explico. Como casi todo el mundo mi primer ordenador fue un Pc, el cual fue evolucionando en cuanto a Sistemas Operativos de Microsoft, dando unos y otros problemas. Muchos opinamos que Windows es más un sistema para “técnicos” que para usuarios, y este hecho hace que cuando surge un conflicto, o necesitas hacer un cambio te tengas que poner las pilas y discurrir, con el riesgo de que te cargues todo y tengas que reinstalar desde cero. Yo comencé en este mundillo sin atreverme casi a cambiar ni un elemento del hardware del Pc, y terminé montando ordenadores, y todo ello gracias a horas de práctica con ellos. Pero no me limito al hardware, porque de tantas veces que se ha vuelto corrupto el sistema, algo en el registro no funcionaba, o cualquier tipo de bicho que entraba y había que sacarlo como fuera, aprendí a manejarme perfectamente con cualquier Windows, y no solo eso, sino a tener un concepto mucho más amplio del sentido común necesario para navegar de manera segura por la red.

Llegó un punto en que Windows me cansó, y lo hizo de tal manera que me pasé a las distros de Linux, incrementando mis conocimientos en esto de la informática, y dicho sea de paso, me abrió la mente al software libre, que es un mundo tremendamente complicado pero de impresionante valor. Por ello, aunque ahora no tengo ninguna distro en mis equipos me sigo sintiendo en parte linuxero, y se que lo volveré a utilizar antes o después. El que me adentrara en el mundo de Linux también se lo tengo que agradecer a Windows, aunque no dejé de utilizarlo, por motivos profesionales y domésticos.

Luego llegó MacOs X, y ahí se terminó el asunto. Me encanta tanto el sistema de Apple, que no utilizo Windows absolutamente para nada, excepto por un tema profesional y muy puntual. A la vez que opino que Windows es un sistema para “técnicos”, considero que MacOS es un sistema para “usuarios” y esto lo hace tremendamente amigable, sencillo y potente, para ejecutar cualquier aplicación y trabajar con él sin problemas. Sin embargo no puedo dejar de darle las gracias a los Windows que tuve, porque sin los conocimientos que me aportaron seguro que no me movería con tanta soltura en otros sistemas operativos, y creo que tampoco los valoraría tanto. Así que aunque no es un sistema que utilice, ni me guste, tengo que reconocer que me ha aportado muchas cosas, y no se me caen los iRings en decir: “Gracias Windows”

La seguridad en vuestro ordenador es cuestión de sentido común

sentido comun

Mucho se habla de la seguridad de nuestros equipos: que si ahora con la de “gente malvada” que puebla la red cualquier te peude reventar el ordenador, que si no tienes 20 antivirus y cortafuegos te entra de todo… Además de que las propias empresas de antivirus ya se encargan de crear inseguridad de vez en cuando explotando las debilidades de los sistemas operativos. El líder en ataques es el siempre machacado Windows, y aunque de momento los usuarios de Mac y de Linux, estamos más resguardados de estos ataques, cada vez hay que andarse con mas ojo.

Pero a lo que me refiero con lo de “andarse con mas ojo”, no es a tener instalados antivirus, firewall, filtros, de todo tipo y a estar paranóicos con el último mail de tu tía, si no a tener sentido común. En la informática como en muchos aspectos de la vida, lo mejor para andar prevenidos es estar bien informados de los riesgos que corremos, y ya después actuar con naturalidad. Todo el mundo sabe, o debería saber, que existen virus y troyanos que se transmiten vía adjuntos de correos basura, pues no pichemos en ellos. También sabemos, o deberíamos saber, que el entrar en según qué sitios o bajar según qué archivos, corremos riesgo de contagiar a nuestro ordenador con algún virus, pues pasemos antes un scanner por el archivo o no entremos allí.

Yo he usado las tres plataformas, y en Windows me han entrado troyanos y virus, pero nunca me ha pasado nada grave en el ordenador, e incluso puedo decir que nunca he instalado un antivirus que no fuera uno gratuito, y he mantenido el firewall del sistema desactivado, para que no me ande tocando las narices todo el día con sus restricciones. Con Mac tengo menos problema de que me entren gusanos, pero sigo actuando según el sentido común, y con Linux lo mismo. Por lo general si algo entra en el ordenador no va a ser de vital importancia y se va a poder eliminar fácilmente sin tener que gastarse una pasta en programas de pago de empresas tipo Panda. Además tened la certeza que son esas mismas empresas las que, casi siempre, liberan los virus que su software atrapa.

Por tanto os pido que no os obsesionéis con la segurida de vuestro equipo, que nos emparanoian tanto que al final vemos fantasmas en todos sitios. Tengáis Windows, Mac o Linux, la mejor seguridad empieza y termina por estar informados y por actuar siguiendo el sentido común.

La foto está sacada de Tiatordos

Mac para las Empresas (3ª parte)

Ya hacía mucho tiempo que no trataba la introducción de los Mac en las empresas, y tenía ganas de hacerlo, sobre todo porque en mi ánimo emprendedor, antes o después, pretendo formar mi empresa y establecerme por mi cuenta. En cualquier caso la elección de usar un PC barato a usar un Mac, es algo que cada día tengo más claro. Es cierto que el cliché del Mac orientado a la empresa pasa inevitablemente por el sector del diseño gráfico, y esto sigue siendo algo bueno. Sin embargo la potencia y velocidad de los equipos para realizar cálculos complejos y sostener aplicaciones de bases de datos complejas y pesadas, hacen de los equipos de Apple óptimos para cualquier trabajo contable y financiero.

emac

El problema de las compatbilidades ya no es un problema. Y la virtualización y el poder arrancar desde Bootcamp en Windows, están disipando las dudas de los que aún piensan que los equipos Mac son los más completos del mercado de los ordenadores. Además hay algo que me convence sobre manera a la hora de invertir en Mac para mi empresa, y es la durabilidad y la fiabilidad de estos equipos frente a Pc. Y es que es innegable que no dan ni la mitad de problemas de hardware y ni de software que los equipos que todos ya sabemos porque hemos trabajado con ellos mucho tiempo.

Los precios de los Mac bajan, los portátiles están en lo más alto del escalafón en cuanto a calidad-precio; los nuevos iMac han dado un salto de calidad espectacular y los MacPro son una bestia incontrolable. Solo nos falta el pequeño tirón de los Mac Mini que siguen parados sin actualizarse, aunque esto puede cambiar de aquí a unos meses. En resumen os diré que prefiero mil veces la inversión en un Mac para varios años, que no depender de equipos Pc baratos con su mantenimiento y corta vida útil

Mac para las empresas (1ª parte)

Mac para las empresas (2ª parte)

El nuevo presidente ruso es maquero, y en España…

dma

Se han podido ver fotografías de Dimitri Medvédev, el nuevo presidente ruso, acompañado de un iPhone (y eso que en Rusia todavía no se distribuyen oficialmente) y trabajando delante de su MacBook Pro. Realmente la imagen es curiosa por la relevancia del personaje, y más que la noticia en sí, lo más aterrador es la imagen que me ha venido a la cabeza tras leerla en Faq-mac ¿Os imagináis a Zapatero, ya no con un Mac, sino con un ordenador? Es que yo no. Y ni pienso en Rajoy, que seguro que todavía escribe con máquinas de escribir de las de antes (y no penséis en los bolígrafos, malvados ;D) Es que viendo la clase política española y sus principales dirigentes me parece bastante complicado imaginarlos como personas tecnológicamente modernas. Es triste pero las conexiones que tenemos de banda ancha (y sus precios) apoyan mi teoría…

zapatero rajoy