La Teleformación nos ignora

Y no creo que por gusto de los programadores de los programas plataforma que soportan la mayoría de cursos de teleformación en España. Me explico, la inmensa mayoría de las plataformas de teleformación, que para quien no esté en onda les diré que básicamente son cursos online guiados a través de internet por un programa, están escritos para ser usados en Windows exclusivamente. Y no me parece mal que se haga en Windows, pero sí que no se de alternativa a los que no usamos estos sistemas operativos y preferimos Linux o Mac. Hablando con uno de los programadores de una de estas plataformas educativas, me pudo confesar que ya le hubiera gustado hacerlo compatible con Mac, pero no era eso lo que le pedía el cliente, pues Windows es mayoría, y los demás parece que no existimos.

Afortunadamente eso de que los demás no existimos no es cierto. Las alternativas a Windows son tan amplias que sería perfecto que todo el mundo tuviera la oportunidad de probarlas. Y no hablo de “pásate a Mac” yo no evangelizo a nadie, me refiero a probar Linux, a coquetear e informarse de MacOS, a mirar por encima del monitor y ver que hay opciones para todos los gustos, y no solo la que aparece por primera vez en un PC comprado en cualquier comercio de medio mundo. No hablo de los usuarios avanzados, ni nada eso, pero ojalá la gente probara otras alternativas. Y pongo un ejemplo sencillo. Una persona mayor, que no está interesada mas que en cuatro trabajos ofimáticos, o que solo consulte el mail y cuatro periódicos online por internet, ¿para qué necesita un sistema como Windows? Que pruebe una distro de linux bien configurada, o que lo intente con el intuitivo y sencillo sistema MacOS X. Este tipo de usuario solo va a conseguir tener el sistema colapsado de basura al mes de tenerlo en uso. Y no es presunción, es experiencia pura y dura.

La teleformación nos obliga a trabajar sobre Windows, pues habrá que hacerlo, pero no me cansaré de decir que hay otras alternativas, y mucho mejor preparadas para temas educativos que un sistema Windows. Al menos que no nos ignoren, porque estamos aquí, y cada vez con más fuerza.