¿La calidad se paga?

De toda la vida hemos pensado, si es caro es que es bueno, y esta tarde un cartel publicitario que me he cruzado por la calle me ha hecho pensar sobre esto. Un linea de supermercados económicos anunciaba su eslogan a lo grande proclamando a los cuatro vientos que “No siempre lo mejor tiene que ser caro”. Yo sinceramente creo que si ellos quieren pensar eso y así son felices pues adelante, pero no lo comparto al 100%.

Hay productos en el mercado en los que si escatimas unos euros puede salirte la ganga bastante más cra de lo que podrías haber pensado. Por ejemplo en informática y tecnología. Evidentemente cuando vamos a mirar un producto que nos va a suponer una inversión importante como puede ser un equipo informático, le damos muchas vueltas según el presupuesto con el que contamos, y a veces nos hacen chiribitas los ojos cuando vemos alguna promoción que te asegura lo mejor de lo mejor por la mitad de precio, al estilo Media Marktt, y encima te dicen que no eres tonto… Hace años era de los que caían en promociones de este tipo y además me las daba de haber encontrado un chollo, pero la experiencia no ha hecho sino demostrarme que al final sí que era algo tonto.

Con buscar un poquito te encuentras por la red muchas discusiones y peleas sobre si los Mac son equipos caros, y sinceramente quien dice que son caros no sabe de lo que habla. Cualquier equipo de Apple ofrece unas prestaciones y componentes superiores a equipos de otras marcas con precios similares. Pero lógicamente sí son caros para los que solo buscan equipos de medio pelo. Para eso mejor fabrícate una Hackintosh y experimentas para ver si te merece la pena o no ahorrar algo más y llegar a un Mac. Por suerte o por desgracia la calidad de un Mac se paga, pero pocas veces te arrepientes de haber invertido el dinero en un equipo de Apple. Y no es simple fanatismo por la marca, es simple y honrada experiencia personal. La calidad en la informática se paga.