Aprendamos a controlar nuestro iTunes y nuestro iPod (III)

Las listas de reproducción en iTunes son potentes herramientas que podemos utilizar de la manera más sencilla para tener nuestra música organizada a nuestro gusto y además sincronizarla fácilmente con nuestros iPod o iPhone. Crearlas es tan fácil como hacer click en el signo + , situado en la esquina inferior izquierda de iTunes. Esta lista servirá para que podamos ir añandiendo con un simple arrastrar hacia ella todos los temas que queramos y nos apetezcan.

Imaginemos que nos gusta mucho un grupo musical pero no queremos tener todas sus canciones en nuestro ipod sino una selección de las más “kañeras”. Pues simplemente creando una lista de reproducción y añadir en ella todas esas canciones que consideramos apropiadas para esa lista, tenemos la selección lista para sincronizarla con nuestro iPod. Esto lo automatizaremos conectando el iPod al ordenador. Veremos como en las opciones de sincronización podremos escoger sincronizar todas las canciones marcadas, o las listas de reproducción que queramos de las que hayamos creado previamente. De este modo si hay algún cambio en estas listas (desde el ordenador) al sincronizar el iPod también se modificarán en nuestro reproductor. Evidentemente aquí pueden surgir problemas, dado que si borramos del ordenador una lista sincronizada con el iPod, al sincronizarlo estas canciones se borrarán también del reproductor. Al igual que si intentamos sincronizar el iPod en un iTunes de otro ordenador distinto al nuestro, corremos el riesgo de perder nuestra música(o videos) del iPod, así que cuidado con esto.

Las listas de reproducción inteligentes dan un paso más. Y es que podemos editar reglas para que las propias listas se creen solas. Podemos definir por ejemplo una lista a partir de un género concreto, o las añadidas a la biblioteca en un intervalo de tiempo, o mil combinaciones que se nos ocurran. Una muy clara es la lista de reproducción inteligente que nos indique las canciones más recientes que hemos metido en iTunes en la última semana. Sincronizada con nuestro iPod nos evitará preocuparnos por llenar el iPod con las novedades de la semana, al igual que liberaremos espacio eliminando las que ya no sean novedad de la semana, pues la propia lista se irá actualizando.

Un última consideración es que cuando borras una lista de reproducción no estás borrando esas canciones, por lo que ten la tranquilidad de experimentar con ellas. Si te haces con su manejo son un auténtico lujo.

Otros enlaces recomendables:

Las ventajas y desventajas de sincronizar en iTunes

Una de las características más interesantes que nos ofrece iTunes es la posibilidad de sincronizar nuestros dispositivos móviles, tales como los iPhone e iPod, con los datos de tu Mac. Pero esta misma funcionalidad que nos puede dar muchos dolores de cabeza si no andamos con ojo.

Sincronizar es simplemente imaginarnos que nuestro Mac es una carpeta con elementos en su interior, y el iPod es otra carpeta que al sincronizarlo hace que esos mismos elementos del Mac se transfieran tal y como están en esa carpeta Mac. La diferencia con el simple “copia y pega” es que si uno de esos elementos que tienes en tu carpeta Mac se modifica, se añade uno nuevo, o se borra uno existente, al sincronizar con los elementos de la carpeta iPod, estos últimos cambiarán respecto a los que tienes en el Mac. El ejemplo práctico es que en tu biblioteca de iTunes del Mac (o Pc) tienes una canción que se llama “Pepito Grillo”. Previamente para tener esa canción en el iPod (iPhone) le habías especificado a iTunes que se sincronizase automáticamente, por lo que también está en tu iPod. Ahora imagina que borras “Pepito Grillo” de tu bilbioteca de iTunes en tu Mac (o Pc), cuando vuelvas a conectar el iPod, iTunes sincronizará los elementos de tu Mac en tu iPod, y como ya no existe esa canción en el ordenador, la hará desaparecer de tu iPod.

Este es uno de los principales problemas que tienen los nuevos usuarios de iPod (iPhone), que pierden “inexplicablemente” información de sus iPod (iPhone), y es que estaban sincronizando cuando lo mejor hubiera sido gestionar videos y música manualmente. Esto se aplica a cualquier información sincronizable, como la de contactos, cuentas de mail, fotos, etc…

La ventaja es obvia, no tienes que preocuparte de la información contenida en tu dispositivo, iTunes te añade o elimina lo que has modificado y listo. Pero el hecho de no gestionarlo manualmente te limita a la hora de controlar esa información que introduces en el dispositivo, pudiéndote dar algún susto que otro. Mi sugerencia es que probéis la sincronización más ligera, tipo Fotos, sincronizad algunas carpetas y jugad después con las fotos en tu Mac y podréis ver los cambios en el iPod cuando lo sincronizas. Entonces podréis entender perfectamente y con el uso el, a veces, confuso uso de la sincronización. En cualquier caso, en cuestión de música y video, prefiero gestionarlo manualmente y saber qué tengo y que no en el iPod, cada vez que lo enchufo a mi Mac.

Tu biblioteca de iPhoto no funciona, ¿qué puedes hacer?

ihohotSeguro que alguna vez y sobre todo cuando la bilbioteca, o fototeca en iPhoto es muy grande tenéis miedo de que algo vaya mal, se corrompa y pierdas información. En MacMagazine, blog brasileño de gran calidad, se ha publicado una guía para echarnos una mano cuando iPhoto se pone tonto. El artículo es una traducción del portugués realizada por José Luis Sansáns Zapata, un gran traductor con el que podéis contactar en la siguiente dirección de mail: joseluis_sansans@yahoo.com.br

La manera en la que iPhoto archiva las informaciones sobre tus imágenes y sobre los proyectos que creas en él es un poco arriesgada, ya que concentra todo en un único archivo XML. Por eso, a veces, el iPhoto puede dar algún problema y el archivo XML se corrompe o se queda incompleto.
Esto puede generar los más diversos síntomas como, por ejemplo, la pérdida de los thumbnails (imágenes en miniatura de tus fotos que se muestran en el programa), o hasta incluso la pérdida de la dirección real de las imágenes en tu disco duro. En los casos más graves, puede aparecer un mensaje de error al abrir el iPhoto que informa que se hicieron modificaciones con una versión más reciente, y que el programa no puede abrir tu biblioteca. Y, en el peor de los casos, el iPhoto simplemente no carga tu biblioteca alegando que está corrompida. ¿Qué puedes hacer?
Hay dos cosas que puedes hacer para intentar solucionar el problema (aparte de sentarte y ponerte a llorar). Una de ellas es intentar utilizar las opciones que el propio iPhoto ofrece para subsanar el error. Para ello, abre el iPhoto pulsando simultáneamente las siguientes teclas: Shift + Alt/Option + Command. Aparecerá la siguiente ventana, en la cual podrás escoger una de las 5 opciones de reconstrucción de tu biblioteca:

Las opciones son: Reconstruir miniaturas de las fotos (thumbnails), reconstruir todas las miniaturas de las fotos (opción más trabajosa), reconstruir la base de datos de la biblioteca de fotos, recuperar las fotos de la carpeta iPhoto Library y, por último, la opción de examinar y reparar los permisos de archivos de la Biblioteca del iPhoto.

Sigue leyendo

Bibliotecas Multimedia, iTunes y Winamp

biblioteca

Quiero hablar de mi caso personal para intentar echar un cable para quien no está tan al tanto de estos temas o quien esté comenzando a interesarse por tener sus colecciones organizadas. Cuando llega un momento que se tiene tanta música, películas, videos, o fotos, pues puede ser incluso agobiante el encontrarlo cuando lo necesitas. Para solucionarte este problema se crearon las bibliotecas multimedia. En ellas puedes añadir cualquier carpeta de tu disco duro que contenga archivos multimedia y ella sola los ordenará y te facilitará las búsquedas, inclusive podrás reproducirlas y exportar listas de reproducción y videos a tu iPod o Reproductor de Mp3. Podemos encontrar multitud de ellas por la red, pero yo quiero hablar de dos en concreto, ya que a mi modo de ver son las más completas y más sencillas de uso: iTunes y Winamp.

Winamp es famoso por ser uno de los más reproductores de audio más ligeros, completos y de mayor calidad. A esto se le añade un gran gestor de contenido que mediante plugins es capaz de reconocer casi cualquier tipo de reproductor mp3 del mercado. Simplemente con añadir la carpeta que contiene tu música (por ejemplo) la procesa entera y está lista para funcionar. En las últimas versiones he visto que tiene reconocimiento de carátulas del disco, es decir, que si has añadido en los metadatos del mp3 la carátula del disco, ésta aparecerá en winamp mientras se reproduce, así como en el iPod o últimos Creative Zen. Cualquier búsqueda es sencilla, e incluso puedes clasificar tus podcast, suscribiéndote a ellos y mandando actualizarse cuando estos lo hagan.

iTunes, el fantástico iPod tiene un gran amigo en este programa que lo conecta con su iTune Store, en donde puedes suscribirte gratuitamente a podcast, comprar tus discos, o audiolibros, igual que bajar videos. El sistema es muy parecido, siendo, como no, dentro de un entorno mucho más amigable que en winamp. Y es que Jobs siempre nos facilita las cosas. Tiene la historia que no me ha reconocido a otro reproductor que no fuera mi iPod, así que está clara la exclusividad. Al igual que en los iPod también disponemos del sistema Coverflow, con el que podremos navegar visualmente por nuestra biblioteca de carátulas, dando la impresión de que las estamos pasando una a una con la mano, sin duda impresionante. Hecho de menos un poco más de calidad en lo que es la reproducción de la música y de los videos, pero bueno, lo compensa añadiendo una herramienta de conversión de archivos a los que puede leer el iPod para que no tengamos que andar buscando programas externos, aunque yo lo recomiendo, sobre todo para los videos.

Ahora mismo, si tuviera que quedarme me quedaba con el iTunes, pero sin dejar a mi Winamp del alma al lado, que me ha servido muchos años, pero ya se sabe mi iPod manda, y aunque bien es cierto que en winamp podemos sincronizar cualquier iPod…, la “i” Impone abrazar las bondades de la manzanita maldita. Lo mejor es que pruebas la que quieras y te convenza de cualquiera, eso sí, es mejor que la de Windows Media Player.

Descargas: Winamp
iTunes