No tengo iPhone 76

Rumores de iPhone, muerte del iPod, malditos blogs americanos. Fuck Lion en Macs de más de 3 años y alguna que otra cosica más sobre redes sociales, Facebook, Twitter y Google plus.

Encontrarás todos los programas del Podcast en:

Puedes contactar conmigo a través de:

No tengo iPhone 75

Volvemos a la carga con el Podcats de No tengo iPhone. Muchas novedades de Apple con Lion e iOS 5; más novedades todavía con Google y la revolución en Redes Sociales que va a suponer el lanzamiento de Google+. Hablamos de todo esto y más en un podcast nada fresco por el calor que hacía mientras lo grababa.

Encontrarás todos los programas del Podcast en:

Puedes contactar conmigo a través de:

NTI 74 – iPad 2, WWDC 2011 y Amagos a las Compañías de Móvil

El Podcast de No tengo iPhone

Junto con @_Jorge_ de El Podcast del Búho hablamos sobre la llegada del nuevo iPad 2 a España, nuestras primeras impresiones. Continuamos con la Conferencia de Desarrolladores de Apple, que se ha confirmado para los días 6 a 10 de junio, expectativas y esperanzas. Y terminamos contando nuestras experiencias con los amagos de portabilidad y baja, único lenguaje que parece que entienden las compañías de móvil para tratar correctamente a sus antiguos clientes.

Podéis encontrar el programa en iTunes y en http://notengoiphone.wordpress.com

Escúchalo o Descárgalo directamente en nuestro Tumblr
http://twitter.com/Rober_RnR
http://facebook.com/RobertoNTI

Podcast de No tengo iPhone 73 – Jailbreak, Android, historia y literatura


En este programa especial con la colaboración de Jorge (Twitter.com/_Jorge_) de El Podcast del Buho y el blog de libros El Hojeador. Hablamos del Jailbreak en el iPhone y de las diferencias del iOS con Android, e incluso el buen camino que lleva Blackberry en entornos más profesionales. Por último debatimos sobre la AppStore y la Android Market.

En la segunda parte del programa, Jorge nos explica la elaboración de un podcast de Historia como es elpodcastdelbuho.com, la cierta polémica que suscitan ciertos temas y la buena acogida que ha tenido. La literatura y los libros están presentes gracias a las reseñas que nos ofrece junto con sus colaboradores en elhojeador.com

Y de paso os dejo caer que he cambiado mi nick en Twitter, ahora me encontraréis en Twitter.com/Rober_RnR ; y como siempre en Facebook.com/RobertoNTI.

Podéis descargarlo desde aquí o mejor! Os podéis suscribir alpodcast en iTunes

(Source: notengoiphone.wordpress.com)

Podcast 72 de No tengo iPhone

Volvemos con un programa que, al menos para mí, ha significado una de las mejores grabaciones que he tenido a los mandos de este podcast de NTI.

Podéis escuchar el programa directamente en mi Tumblr vía streaming, también en iTunes (no os olvidéis suscribiros), y por supuesto en iVoox.com, así como en el Feed RSS

Y así de feliz y contento os hablo de un montón de temas que aquí os paso a resumir:

Cosicas de Apple:
  • Una expectación máxima para solamente anunciar a The Beatles en iTunes Store. Apple y su clásico hype.
  • Llegó el alquiler y venta de películas en la AppStore Española.
  • Cagada de la red Ping pese a Twitter.
  • Aplicación recomendada: Reeder beta para Mac
  • Mi opinión sobre el Magic Trackpad
  • Mi opinión del Apple TV – Mucho mejor Plex (gracias a Pigonna de las TVSlayers)
  • Garaje Jack y su excelente promoción en iTunes de su nuevo disco Todo eran canciones. Y de paso escuchamos su canción Tú dirás.
Cajón Desastre:
  • Facebook bien configurado mola
  • Gowalla, aplicación y red social de geolocalización mejoradísima.
  • Trucos para ser más popular en Youtube
  • Linkedin, una red de contactos profesional.
Sección Twitter
Han colaborado con sus preguntas y mensajes mediante el hashtag #NTI (el cual podéis seguir usando para lanzar mensajes y preguntas que se leerán en el NTI 73):

Mi contacto:

Podcast 71 de No tengo iPhone, el regreso

Gracias al apoyo de tantos amigos que me han animado todos estos meses y sobre todo, de la ilusión renovada por el Podcasting que me he llevado de las V Jornadas de Podcasting de Barcelona, he decidido revivir este proyecto y decir aquello de… “Hola! yo soy Roberto y esto es el podcast de No tengo iPhone”En este programa, en el que me siento como un novato, os hablo del nuevo Macbook Air. También os cuento cosicas sobre las JPOD10, el uso de los nuevos quioscos digitales como Zinio, la lectura tranquila de los blogs con Instapaper y qué es eso de Tumblr o Posterous en el mundo de la creación de contenido web. Espero sinceramente que recojáis con tanta alegría como yo el regreso de No tengo iPhone y me sigáis acompañando en esta bonita aventura. Mil gracias!

Para suscribiros al Podcast de No tengo iPhone solo tenéis que hacer click en la opción que más os guste:

Si me queréis encontrar en las Redes Sociales…

——

Apple no me ha quitado las ganas de trastear

Desde que tengo uso de razón informática siempre he estado investigando, curioseando y buscando la mejor manera de tener las cosas justo en el punto que yo las quiero. Por suerte o por desgracia, los sistemas de Windows por los que me he estado moviendo tanto tiempo me han hecho investigar sin descanso para resolver los problemas que ellos mismos me han ocasionado, y desde luego gracias a eso he aprendido mucho. Cuando definitivamente me pasé a Mac, hasta el punto que hace ya tres años que no toco un solo Pc con Windows ni siquiera en el trabajo, pasé a convertirme en un tipo más pausado en lo que ha probar cosas y trastear se refiere, y en gran parte, “la culpa” la han tenido los poquísimos problemas que he tenido que solventar en los dispositivos de Apple. Por supuesto, los Mac, iPhone e iPod…, fallan como cualquier otra máquina, pero yo tengo la suerte de tener que hacer mucha memoria para encontrarme con un problema que me quitara el sueño.

Cuando estrené la cuenta de sincronización de MobileMe, me ocurrió algo similar en el sentido de dejar probar configuraciones de correo, sincronizaciones puente con los contactos y los calendarios, etc… Ingresaba mi cuenta en un Mac, o en un iPhone, y simplemente funcionaba todo. Pues bien, hace poco mi espíritu cacharrero, que siempre ha estado ahí, se volvió a despertar para abandonar la sincronización de toda mi información de MobileMe, para sincronizarla mediante mi cuenta de Google. Tenía que hacerlo en dos Mac (3 si sumamos el del trabajo) y un iPhone. Pese a que la integración de Google en todos los dispositivos, y por supuesto los de Apple, ha mejorado mucho en los últimos tiempos, el cuidado de hacer las cosas bien para no perder información y tener todo, tal y como lo tenía con MobileMe, significó un tiempo tan divertido que me encantó, de hecho por eso os lo estoy contando.

Es un mero detalle, pero el investigar cómo hacer algo, darle vueltas para buscar opciones más avanzadas y, muchas veces, romper cosas para tener que volver a arreglarlas, es tan divertido y educativo, que me he percatado que la casi excesiva eficiencia de mi vida maquera se estaba volviendo muy aburrida. Por ello, quería compartir con vosotros mis ganas por seguir investigando y probando mil historias nuevas, porque pese a que estoy muy feliz en el entorno de Apple, el saber que todavía me pica la curiosidad por mil y una historias relacionadas con cachibaches, me dibuja una sonrisa en la cara.

PD: Ah! Y por supuesto, otro día os contaré el proceso que seguí para suplir todos y cada uno de los servicios de MobileMe por servicios gratuitos perfectamente sincronizados ;)

El iPhone 3GS y el Bluetooth integrado del Citröen C4

iPhone 3GS y el Bluetooth de Citroën

Hacía tiempo que no escribía un artículo en No tengo iPhone, pero llevo ya un tiempo con la mosca detrás de la oreja con el iPhone 3GS y el bluetooth integrado de serie por el Citröen C4 que compré hace un par de meses. Os lo quería comentar por dos razones: la primera para extender mi queja pública hacia Apple por la forma de gestionar detalles como el Bluetooth (ya que por lo que he podido leer en distintos foros y blogs, el iPhone es el único terminal con ciertos problemitas de uso con Citröen) y la segunda para que los usuarios de iPhone que compren un Citröen con bluetooh no se asombren de lo que ocurre.

El problema es el siguiente: El coche y el iPhone se enlazan a la perfección. El sonido de entrada y de salida es muy bueno en todas las llamadas y la agenda del teléfono aparece sin problema en el ordenador de a bordo. Lo que no comprendo es por qué cuando pulso el botón del volante para dar una “Orden de Voz” e indico que llame a alguien tengo que hablarle directamente al iPhone (se activa el control por voz). Si llevas el teléfono en el bolsillo no te hace ni caso.

Además de esto que comento, hay otro detalle interesante. Cuando navegas por la agenda del iPhone, desde el ordenador de a bordo, ignora ciertas etiquetas referentes a la denominación que tú le has indicado a cada teléfono de un mismo contacto. Por ejemplo, cuando llamo a mi novia e indico “llamar a “nombre” móvil”, me ignora cual diva en discoteca. Sin embargo, si le pido: “llamar a “nombre” portátil” entonces a veces, y solo a veces, realiza la marcación.

La única solución que me ha quedado es dejar siempre el iPhone cerquita, para que cuando necesite llamar a alguien el Control de Voz recoja claramente mi voz, porque no me gusta que me ignoren, y menos una máquina. Sinceramente, no me parece la forma más adecuada de usar el bluetooth en un coche.

Redefiniendo mi forma de organizar las tareas

softwareawesomenote1

Hasta hace poco todas mis tareas personales y profesionales las estaba gestionando única y exclusivamente desde iCal, tanto en el Mac como en el iPhone. Todo ello me venía heredado de cuando utilizaba Google Calendar para lo mismo. Mi flujo de trabajo era sencillo: Un calendario para cada aspecto de mi vida y cada tarea la apuntaba para un día en concreto, no importaba mucho la hora, si tenía una concreta colocaba la tarea en ella y si no la ubicaba donde entrase. Gracias a este método tan sencillo, acompañado por las útiles notificaciones y alarmas del propio iCal, me he ido apañando bastante bien para no dejar nada sin hacer.

En estos momentos estoy probando una nueva forma de hacer las cosas, os cuento en qué consiste. Vuelco todas mis tareas en la aplicación para el iPhone, Awesome Note. En ella tengo, al más puro estilo GTD, varias carpetas (personal, trabajo, proyectos, etc….) en las que voy apuntando todo lo que tengo que hacer. Ella solita me avisa mediante un icono si tengo pendiente alguna tarea por hacer en el día, y además me las sincroniza con Evernote, aplicación que utilizo (de igual modo en Mac y en el iPhone) como almacén de ideas y material variado que en un momento dado me puede resultar útil. iCal ha quedado relegado a las citas, a las tareas que se repiten todas las semanas, o a las que tienen una hora concreta y necesito una alarma que me avise.

En primer lugar me dio la impresión de estar repartiendo demasiado todo el flujo de tareas, ya que anteriormente con iCal me sobraba, sin embargo tenía el problema que al ser un calendario las tenía que ir moviendo continuamente de fecha para no perderlas de vista. Con Awesome Note, este problema lo tengo solucionado. El resumen de mi método de gestión de tareas actual es sencillo:

  • Awesome Note, para las tareas.
  • iCal, para citas y tareas con fecha y hora concretas.
  • Evernote, almacén de ideas.

De momento me va bien, pero aún estoy en proceso de adaptación al nuevo método. ¿Me cuentas tu manera de organizarte y con qué software lo consigues?

iPad, mucho te queda por andar compañero

El sábado pasado no tuve la oportunidad de dar mi opinión sobre el nuevo gadget de Apple, el iPad. El feed del podcast me gastó una de sus periódicas bromas pesadas y se estropeó. Una vez pasado por el taller ya está en plena forma y este sábado pretendo publicar el programa número 71, aunque no me he podido resistir a hablar sobre el iPad, aunque sea por el blog.

El iPad es bonito, grácil, y con grandes posibilidades, pero le va a ocurrir como al primer iPod y al primer iPhone, no va a ser un producto completo. El hecho de que todavía Apple se resista a la multitarea y el flash en un dispositivo que se encuentra entre un Macbook y un iPhone, llega a ser irritante. En cualquier caso, el tema del flash puede incluso ser justificable debido a que el formato HTML5 cada vez se está colocando en mejor posición para ser el próximo estándar que patee el trasero al dichoso flash de las páginas web actuales. Pero hasta entonces, ajo y agua con el iPad, un artilugio que se nos vende como la panacea en cuanto a navegación web portable.

Las capacidades (16-32-64 GB) se me antojan demasiado justas para un dispositivo que lee formatos de vídeo a 720p, cuando sabemos que las películas en esas resoluciones son muy pesadas, y la falta de espacio puede ser un inconveniente que Apple no ha resuelto con la posibilidad de una ranura de expansión SD (al estilo de los nuevos iMac).

Otro punto que, por un lado es positivo de primeras, se puede convertir en un inconveniente en el futuro. El iPad nace con tropecientas mil aplicaciones heredadas del iPhone, pero que como se ha visto en los vídeos de Apple, no se adaptan al 100% al iPad, ya que están programadas para la pantalla y funcionalidad del iPhone. Me temo que en el momento que los desarrollos se enfoquen más hacia el iPad, van a subir los precios de las apps, y esto arrastrará la subida de las apps para el iPhone de alguna manera. Y habrá que ver cómo de compatible es una aplicación desarrollada para el iPad que (presuntamente) también pueda usarse con el iPhone. Además, una de las aplicaciones más chulas, el iBook, en España no la vamos a oler demasiado por el momento…

Por lo demás es un pedazo de gadget por el que las compañías telefónicas se pegarán hasta la muerte para que, al final, sea Movistar la que se haga con su tarificación de datos 3G para los modelos que integran esta tecnología. Una pena, porque Movistar apesta, sobre todo por su ilógica distribución que ya dejó sin terminales de iPhone 3G S por meses y meses a los sufridos clientes que querían atarse a uno durante 18 meses pagando religiosamente y Movistar parecía no querer aprovechar esa masa de dinero que se les escapó. Inexplicable lo de esta gente.

¿Qué si me la pienso comprar? Rotundamente no. Como mínimo hasta que no llegue el iPad de 3ª generación este bicho no verá mi casa. Se me queda muy grande para suplantar mi iPhone y demasiado limitado para desterrar mi Macbook de 13″. Pero me gusta, que conste :)