Dejemos la fiesta para la WWDC 2009 que comienza mañana lunes

Hoy domingo tendría que haber grabado el podcast 55 de No tengo iPhone, pero ser un 90% inspiración y un 10% de trabajo es lo que tiene, así que lo dejaremos para la semana que viene, que habrá más cosicas de Apple que contaros. Sin embargo no quería dejar pasar la ocasión de describir las ganas que tengo de que pase el día de mañana. Básicamente por tres razones:

Primera.- Es lunes.

Segundo.- Mañana voy a tener más curro por culpa de la Keynote y saldré más tarde del trabajo.

Tercero.- Tengo curiosidad maquera por cualquier evento de Apple.

El llevar una manzana a la espalda es algo que ya por sí solo remueve cimientos, más que eventos de Microsoft, de Sony, del propio Google… Lo de Apple es puro espectáculo, pese a que la ausencia de Steve Jobs últimamente le ha quitado algo de brillo. Ahora estamos todo especulando, lanzando predicciones, esperando ver qué rumor termina por ser confirmado, y lanzando unas campanas al viento que mañana tocarán tierra para bien o para mal. Pero no nos engañemos, las últimas presentaciones de Apple han sido sosas. Han presentado buenos productos, de acuerdo, pero este año hay sosez y poco “efecto Wow” en el ambiente multicolor de las Keynote. Nos quejábamos hace tiempo del grupo de aduladores de Jobs, que solo con que éste abriese la boca ya exclamaban gritos y aplaudían enfervorizados. Pues yo casi lo prefiero, al menos es entretenido. Las anteriores presentaciones me aburrieron y fuero más sobrias que otra cosa, y me da igual que salieran de ellas productos del copetín, no estuvieron a la altura. Pero quién puede culpar al banquillo de Steve Jobs…

Mañana nos hablarán de Snow Leopard, de la salida del OS 3, y más les vale presentar un nuevo iPhone aunque no lo tengan terminado, porque la competencia aprieta y Apple debería ser la siguiente en mover ficha. Que salga Steve Jobs con gotero o dando saltos, y que con un movimiento de espadachín nos traiga la última novedad es lo más improbable, así que yo apuesto por una Keynote rollo (espero por mi bien, no muy larga) pero con las novedades principales que todos esperamos, y en los próximos días ir desgranando la realidad de lo que mañana se hable, todo más orientado a los desarrolladores que al usuario final, que no olvidemos que para eso es esta convención.

El Macbook blanquito dura y dura y dura,…

Reconozco que me temía lo peor cuando Apple renovó la gama de los Macbook revistiéndolos de aluminio y fabricándolas de una sola pieza, sin embargo aguantaron el blanquito como el más bajo de la gama, seguramente porque saben que es muy atractivo para el gran público, más por eso que porque sea un buen comienzo en el sistema de MacOs X. Apple es así y no me extrañaría esto último.

Hoy ha saltado la noticia de improviso y sin avisar. El blanquito sigue dando guerra ganando empaque con una actualización en la velocidad del procesador (pasa a 2,13GHz) y la capacidad del disco duro (160GB). No es que sea un gran paso adelante, más bien parece ser un saltico con los pies juntos casi provocado por la propia inercia que por el esfuerzo mismo de hacerlo. En cualquier caso, como apasionado del policarbonato blanco que soy, me alegro que sigan manteniendo este gran Macbook en su línea de productos. Además no tenemos que olvidar que actualmente es el Macbook más barato en el que disponemos de conexión Firewire 400, ya que los nuevos Unibody lo eliminaron. Por supuesto continúa costando 899€, así que sigue siendo un producto muy apetecible. Ayer lo era y hoy sigue siéndolo un poquito más.

Noticia vía K-tuin.com

¿Le saldrá bien la jugada a Apple con el nuevo Shuffle?

La verdad, pienso que la renovación del iPod Shuffle me parece un acto de fe de Apple que habrá que ver si le termina por salir bien o mal. Hay dos puntos importantes de este nuevo iPod que me hacen pensar esto: el precio y el funcionamiento con los auriculares.

El precio del nuevo Shuffle es de 75€ por un reproductor de 4Gb y un rediseño más que discutible, pese a no dejar de ser bonito y elegante. Tengo que decir que para el uso que se le puede dar a un Shuffle han utilizado el aumento de gigas para subir el precio y poco más. En relación uso-calidad-precio, pienso que Apple está probando a sus usuarios a ver el grado de fidelidad que le tenemos a la marca. Y es que cualquiera que necesite un reproductor MP3 pequeño, sencillo, con poco más que lo justo para escuchar podcast o música, puede encontrar más cosas por menos precio en cualquier otra marca y abandonar la idea del nuevo Shuffle, y más cuando nos han sorprendido con el tema de los auriculares y su funcionamiento.

La forma de usar el nuevo Shuffle puede ser incluso más polémico que el precio, ya que solo puede controlarse desde los auriculares. Y aunque es una idea genial y muy chula, sinceramente el hecho de que únicamente pueda utilizar los auriculares (de pésima calidad como siempre…) de Apple, y que no nos sirva ningún otro para simplemente darle al Play, es una cualidad más que discutible de este iPod. Sobre todo porque los auriculares de Apple con los que poder controlar este Shuffle no son precisamente económicos y de buena calidad en lo que a sonido se refiere.

Desde luego Apple tiene cosas acertadas y otras en las que patinan, y personalmente prefiero que los esfuerzos de los de Cupertino se centren en el Snow Leopard que en un nuevo Shuffle, pero entre unas cosas y otras, parece que Apple sigue empeñada en ignorar que la gente no tiene tanto dinero para gastar como antes, y esta renovación me confirma que la manzana mordida está girando la cabeza hacia el más claro exclusivismo, dándonos la respuesta negativa a los que le pedíamos una mayor popularización de sus productos. Veremos cómo les sale la jugada.

Más info sobre el juguete en Apple

El desequilibrio hormonal de Steve Jobs

Parece que una vez más ha preferido contarnos el mismo la verdad, aunque con algo de retraso, para no llenar la Keynote de mañana de especulaciones sobre su salud. Steve Jobs ha publicado hoy mismo una nota pública en la que explica los motivos por los que no aparecerá en la MacWorld, y porqué su salud se ha deteriorado tanto los últimos tiempos. Al parecer un desequilibro hormonal le estaba haciendo perder kilos estaba minando la salud del CEO de Apple. Aquella imagen quijotesca que se ha ido acentuando durante el 2008 ha hecho que su recuperación centre todos sus esfuerzos, y por ello como cualquier trabajador enfermo ha cogido la baja médica para recuperarse lo antes posible y volver al frente de la compañía lo antes posible.

Esta noticia, me hace soltar un resoplido de alivio, porque creo que Apple todavía no está preparada al 100% para quedarse sin el genio de Steve Jobs. Si todo va como debe, en Primavera ya tendremos al Steve de siempre, por lo que la incertidumbre por el supuesto cambio de rumbo que sufriría la estrategia de Apple durante el 2009 se disipa. El Jefe sigue siéndolo y eso, al menos por el momento es una buena noticia para todos los apasionados de los productos de la Manzana. Steve sigue uniendo puntos.

Expedientes MacOs X, ¿conspiraciones contra una Apple exclusiva?

Me encanta ver como los de Psystar siguen estirando el chicle del absurdo en su afán por sacar negocio de sus “OpenMac”. Yo nunca he escondido que la idea de montar una hackintosh no está mal y como modo de prueba del sistema MacOsX, e incluso como hobbie, es una iniciativa interesante, pero sacar negocio de todo eso ya no me parece tan bien. Al fin y al cabo en su día, Apple decidió no “popularizar” como sí hizo Microsoft, su sistema operativo y de ese modo no permitir que cualquier fabricante de ordenadores montase su equipo sin una manzanita de por medio. Apple es una empresa y como tal cuida de sus intereses, si te gusta su política, de acuerdo, sino estás de acuerdo simplemente no les compres, así de fácil.

Los abogados de Apple han sugerido una especie de complot, o conspiración por la que fabricantes anónimos, estén intentando aprovechar todo el lío montado por Psystar para obligar a Apple a liberalizar MacOs X, y de ese modo entrar en el mercado maquero. No sé hasta qué punto es verdad, pero tampoco creo que sea para tanto. En mi opinión en Apple pueden estar tranquilos. Sin embargo el tema de las hackintosh no es algo nuevo, ni los de Psystar han descubierto nada, lo malo es cobrar por equipos que no ofrecen apenas ni la mitad de la experiencia de usuario que consigue una Mac. Porque como digo, está bien para probar el sistema, pero no para trabajar al 100% con él.

Los equipos de Apple son caros, pero son caros para el usuario que se conformaría con un equipo de 450€ y sus problemas y errores. No es el mercado de Apple. ¿Exclusivos?, también Sony, Acer y compañía, tienen equipos caros, e incluso más que Apple, pero cuando te compras un Mac compras calidad, y la calidad, hoy por hoy, se paga. No es fanatismo, es realidad, porque para montar un gran Pc, a la altura de las calidades de un Mac, te debes gastar por lo menos el mismo dinero, pero cargando con un sistema operativo más problemático. Apple, escogió esta filosofía de empresa y salvo que las cosas cambien sin Steve Jobs, no esperemos que por empresas como Psystar le saquen los colores.

¿Quién es Philip Schiller?

Ya sabemos que Steve Jobs nos ha dejado sin la posibilidad de vivir su famosa keynote, y también conocemos el nombre de la persona encargada para ofrecer la que, con toda probabilidad sea de las últimas keynote de Apple en la MacWorld, el señor Philip Schiller. ¿Pero qué sabemos de este hombre? Desde luego y para empezar no puede ser muy malo cuando Steve Jobs, tras mandar calentar a varios suplentes, llamó a Philip para saltar a la cancha.

Philip Schiller nació hace 48 años y desde hace tiempo ocupa un importante cargo en Apple como Vicepresidente de Marketing a escala mundial, por lo que ya podemos intuir que el tipo algo sabe de vender productos. Desde el 97, Philip ha estado involucrado en toda esa magia que siempre ha acompañado a todos los productos con manzanas detrás, y al que debemos las estrategias de mercado por las que os iMac, iPod, el Mac Os X, etc… , son referentes en el mundo de la tecnología más puntera. Anteriormente Schiller trabajó en empresas con el nombre de Macromedia, Inc; como un Gerente de Tecnología de la Información en Nolan, Norton; y como Programador y Analista de Sistemas en el Hospital General de Massachusetts en Boston. Lo que se dice un tipo con un buen currículum a sus espaldas. Sin embargo, ¿estará a la altura del principal evento de Apple, en el que todos los maqueros enchufamos nuestros focos en lo que va a ser la presentación de lo que nos espera en el 2009? Solo en enero veremos si Philip será capaz de hacer olvidar a Steve, y eso solo lo conseguirá presentando productos revolucionarios, y a estas alturas…, uno ya no sabe qué esperar.

Más información sobre Schiller en Apple.com

Apple no bajará sus precios

Pese a los rumores que circulan por la blogosfera sobre una filtración que deja intuir productos más baratos, yo no me creo nada de nada. Es cierto que mucha gente espera un ansiado iPhone Nano 3G, o incluso la renovación y ajuste de precio de los MacMini, pero vamos a ser sinceros, ¿veis a Apple con precios populares? Yo no, y me explico: En la pasada actualización de gama referente a los MacBook, todos estábamos esperando que Steve Jobs echara el freno, mirase un poco a su alrededor, viera que los mercados ya no están como estaban, y adaptase sus nuevos precios a la realidad. Pero no lo hizo, al contrario, marcó aún más si cabe la diferenciación entre MacBook y MacBook Pro (y no me refiero a características técnicas…), dejando claro a todo el mundo que Apple no está dispuesta a “popularizar” sus productos para hacerlos más competitivos respecto a otras marcas más baratas.

Por este hecho, y por esa tendencia de Apple a fabricar muy buenos productos; ojo, no caros, porque lo bueno se paga en cualquier casa; no va a distribuir un producto de calidad media a precios medio-bajos. Simplemente porque no es su fiosofía, y nos lo ha demostrado a lo largo de los años.

De hecho estoy casi seguro que si de verdad aparece un iPhone Nano, o un nuevo MacMini, o incluso un MacNetbook, sean productos con un precio mirando mas hacia arriba que para abajo. ¿Qué pensáis vosotros?