¿Qué pasará dentro de 5 años? ¿En qué mundo tecnológico nos moveremos en el 2018?

Videncia-gratuita.-La-bola-de-cristal

Videncia-gratuita.-La-bola-de-cristal

¿Qué pasará dentro de 5 años? ¿En qué mundo tecnológico nos moveremos en el 2018? Cómo entenderemos la comunicación móvil, cómo será nuestra propia relación con los gadgets y la forma de interactuar con ellos? Si me pongo a pensar en el futuro, lo cierto es que las preguntas aparecen solas, y a ninguna soy capaz de hacerle frente.

Si pienso en el 2007, me da la impresión que fue ayer. Pero si me pongo en situación de mirar a mi alrededor, no puedo sino maravillarme por la evolución que ha tenido el mundo de la telefonía móvil, cómo las redes sociales han adelantado por la derecha a los foros, cómo han ido adelgazando las TV y aumentando su números de píxeles. Miro el ordenador con el que trabajo y me doy cuenta de lo que ha adelagazado, de la duración de su batería y la velocidad de su procesador y disco duro. No hace tanto tiempo, solo 5 años. Hace 5 años, Apple reventó el mercado con el primer iPhone y su iOS. Hoy ha sido sobrepasado por fabricantes como HTC, Sony o Samsung, movidos por Android, un sistema operativo en pañales hace 5 años. En la tele pronuncian Twitter, Facebook,… Palabras y términos que solo se hablaban en grupos reducidos y en salas de chat del IRC Hispano, se han trasladado al lenguaje cotidiano. ¿Los geeks habrán conquistado el mundo y yo no me he enterado, qué hace falta para ser considerado un apestado geek en estos días?

Hace 5 años, la guerra Mac y PC estaba en boca de todo el mundo geek. Hoy todos los ojos están puestos en los tablet, el iPad, los Smartphone. El mercado es suyo, y los ordenadores han pasado a un claro segundo plano en cuanto a deseo de usuarios en todo el mundo. Y ya comenzamos a hablar de nuevos dispositivos… Y todo esto en solo 5 años.

¿Cómo evolucionará todo en 5 años? Yo no me atrevo a profetizar nada. De repende, un fabricante se inventa una necesidad y el mercado se vuelca en ello. Al principio, los móviles tendían a ser cada vez más pequeños, ahora tienden a ser más grandes. ¿Quién sabe dónde estaremos en el 2018?

About these ads